domingo, 4 de marzo de 2007

SHORTBUS

No es la primera vez que en el cine a través del sexo se nos habla del sexo y de más cosas. En cine español tenemos la genial “Lucía y el sexo” como magnífico ejemplo. En esta ocasión, el director John Cameron Mitchel nos ha regalado una película fresca y libre que ha recibido diferentes valoraciones, y mientras algunos la han considerado innovadora y arriesgada, otros no ven en ella más que una mezcla de porno y videoclip. Si escribo esto es porque me identifico con los primeros, y aunque es cierto que ya es poco rompedor el sexo explícito, la película ha logrado entusiasmarme y transmitirme desde el principio hasta el final. El tono libertario que conecta con los 60, y que no teníamos que haber dejado atrás nunca, es reivindicado en un momento en que el occidente ha integrado la homo y bisexualidad, ha sufrido el cambio irreversible y la desesperanza que trajeron las guerras de Irak el 11-M, y ha sufrido y perdido el miedo al VIH. El mundo ya no es el mismo y sin embargo la libertad sexual y afectiva tiene que seguir siendo reivindicada. Y las preguntas que nos hacemos siguen siendo las mismas. El ser humano quiere sentir y se pregunta cómo conseguirlo. Quiere sentir, entendiendo sentir en su acepción sexual, lo más libremente posible, y quiere liberarse también en los afectos, sigue deseando amar y ser amado aunque en el fondo sepa que es misión imposible.
En la película una galería de personajes neoyorkinos entremezclan sus vidas en torno a SHORTBUS, esa metáfora de la libertad en forma de sala de “encuentros” de todo tipo, donde hay lugar para todas las opciones, donde campa el respecto y el sexo no tiene por qué ser frío ni frívolo ni antiestético. Se trata por tanto de un lugar idealizado, de una utopía en la mente del director donde se desbloquean las ataduras y trabas que nos impiden sentir. El proceso de creación de la película incluyó una gran contribución de los actores, que fueron captados a través de anuncios en la prensa y que aportaron mucho de su experiencia, inquietudes y deseo. Quizá por ello el resultado resulta tan humano a la par que sexual. Desde mi punto de vista, hay mucho de indagación en los anhelos y necesidades de los personajes. Me encanta especialmente la idea de que los bloqueos se resuelvan gracias a la intervención de un elemento externo que permite a la persona o la pareja atrapada en sus barreras tomar perspectiva, verse desde la ventana de enfrente, respirar, enriquecerse, agitar un fotograma fijo o añadir una nueva nota a la partitura. La tendencia del ser humano es la inercia, la repetición, y está en los demás la clave para que un día sea distinto del anterior, para que yo hoy pueda ser distinto del de ayer, para aprender, para dudar, para sentir. Por eso esta película tenía que ser necesariamente coral, y aunque la sexóloga protagonista en la búsqueda de su orgasmo parezca liderar la acción, igual de protagonista es el personaje de Jamie en su búsqueda personal aparentemente hacia ningún sitio, o el ex-alcalde o el/la anfitrión/a de la sala.

Por todo esto os recomiendo que veáis esta peli (espero no haber creado demasiadas expectativas y que luego os decepcionéis), que lo hagáis sin tabúes, y que disfrutéis de su sinceridad, su fantástica banda sonora, sus protagonistas y su dinamismo.
Para que os hagáis una idea, aquí tenéis el trailer original con una presentación de su director (el trailer en realidad empieza en el minuto 2).


Y mi tema favorito, Soda Shop, cantando por el guapísimo Jay Brannan desnudo desde el baño de su casa, que acompaña uno de los momentos más entrañables. Si os cansáis de la parrafada inicial (o como yo, no lográis entender la mitad de lo que dice), podéis buscar el inicio de la canción en el minuto 3:02. ¿Por cierto, alguien se atreve a traducir la canción? Espero que os guste!

Etiquetas:

12 comentarios:

A las lunes, marzo 05, 2007 12:40:00 a. m. , Blogger J. H. ha dicho...

Justamente ho he acabado de ver esa maravilla llamada Hedwig...

 
A las lunes, marzo 05, 2007 3:00:00 p. m. , Blogger luigi ha dicho...

Guapo! Tengo que verla. La descargé y no se que fue de ella (supongo que cosas de dejar a una alemana sola todo un fin de semana en mi casa, jajaja). Asi que a ver si la descargo otra vez. 1 beso!

 
A las lunes, marzo 05, 2007 7:55:00 p. m. , Anonymous Anónimo ha dicho...

Creo que reflejas lo más interesante de la película, lo
que queda de ella. Sin embargo, creo que la película sobre todo conquista por su frescura y espontaneidad, que llegan a cualquiera... Quizás sea eso
también su defecto, es decir, que la espontaneidad descontrolada lleva a lo que menos me gusta de la película, que es no aprovechar los hallazgos que hace, los fondos de personajes que describe, para redondear la historia y la pelí­cula, que por momentos (y sobre todo al final) se queda un poco
coja...
Pero como experimento y búsqueda de nuevas formas de crear en el cine está muy conseguido. Además, el replanteamiento de una liberación sexual enterrada ya sin ninguna conquista considerable desde los años 60 es un tema lo suficientemente interesante en el que indagar... Una pena que hayan
querido venderla como "transgresora", cuando en el fondo, es muy humana y sentimental... El sexo explícito, en este momento de la historia del mundo la verdad que ya no supone ninguna irreverencia... La creación de falsas expectativas como siempre, puede hacer mucho mal a una pelí­cula. Por eso
nunca me leo los folletos antes del cine, ¿¿me entiendes ahora??
Vulcano

 
A las lunes, marzo 05, 2007 7:59:00 p. m. , Blogger Antinoo Libre ha dicho...

Hedwig and the Angry Inch es la primera peli de este director... J.H. ¿me recomiendas que la vea?

Luigi, no te pierdas Shortbus... intuyo que a ti tb te gustará! Besos!

Vulcano,
Claro que te entiendo a la hora de no leer los folletos antes de la peli. En mi caso la lectura (siempre que no me desvele claves importantes del guión) me
despierta el interés y me ayuda a profundizar más en algunas cuestiones, por ello yo en principio prefiero leer.
En cualquier caso, no pienso que sea una espontaneidad descontrolada la de
Shortbus, sino bastante guiada mediante una metodología muy estudiada que utiliza el director y que se describe en el folleto de la peli.
Aunque acepto que el final no es lo más elaborado de la película, para mí es válido, puesto que las historias se han ido resolviendo a lo largo del guión,
y lo que no se ha resuelto pues tiene que ver con el fluir de la vida, y el final es una forma de dejar claro de modo metafórico y optimista que sentir es
posible y que es lo que ilumina y articula la vida y las relaciones humanas.

 
A las martes, marzo 06, 2007 3:23:00 a. m. , Blogger Senses & Nonsenses ha dicho...

que aún no has visto Hedwig, qué haces que no corres a alquilarla. de visión obligatoria.
haré lo propio con shortbus.
un abrazo.

 
A las miércoles, marzo 07, 2007 3:09:00 a. m. , Blogger J. H. ha dicho...

Hedwig es simplemente maravillosa. No te la puedes perder. Además el dvd viene con un documental con toda la historia que dura como la película. Recomendable 100 por 100.

 
A las jueves, marzo 08, 2007 1:06:00 a. m. , Blogger ekiots ha dicho...

pues hemos bajado shortbus y la tenemos pendiente de ver...
pero si también recomendáis hedwig la intentaremos ver tam...
besos

 
A las jueves, marzo 08, 2007 2:59:00 p. m. , Blogger Pedro ha dicho...

Tdv no la he visto y creo que ya tendré que esperar al dvd o a descargarmela porque el otro día me pasé por el único cine dd la estaban proyectando en Sevilla y ya la habían quitado de la cartelera. Una pena. Estuve a punto de verla una tarde con un amigo y al final cambiamos el plan por unos cubatas y una charla la mar de amena. Es lo que tiene dejar las cosas para otro día...

Guapísimo el chico que canta en el baño de su casa. Vivan los videos caseros. Cada vez me ponen más. :P

Muchos besos, guapo.

 
A las jueves, marzo 08, 2007 7:09:00 p. m. , Blogger Mugalari ha dicho...

Pues ello, a ver si de una vez nos ponemos a ver Shortbus, no Ekiots?? Ya sois varios los que la habéis recomendado...

 
A las sábado, marzo 10, 2007 5:26:00 p. m. , Blogger Azul_oscuro ha dicho...

Pues...la apunto, la apunto...la veré y te contaré. Ahora que me doy cuenta, que desconectada ando yo del mundo del cine y eso que me toca de cerca ultimamente mas que nunca...jo jo jo ;-)
un beso guapo!

 
A las jueves, marzo 15, 2007 3:37:00 a. m. , Blogger ekiots ha dicho...

pues ya la hemos visto...
me ha parecido muy divertida y fresca... es una pena que este tipo de situaciones tan libertarias y vitales todavía escandalicen... cuando en el fondo ayudan mucho a que la gente sea menos rígida tanto mental como físicamente....
y sin duda... no hay nada como un buen elemento externo que ayude a desblokear situaciones personales o de pareja....
besos

 
A las viernes, marzo 16, 2007 10:50:00 p. m. , Blogger Antinoo Libre ha dicho...

Senses, confiaré en ti y en J.H. y veré Hedwig en cuanto pueda.
Ekiots, Mugalari, me alegra que os haya gustado.
Pedro, Azul Oscuro, no os la perdáis.
Por cierto, Azul Oscuro, ya me contarás eso de que ahora el mundo del cine te "toca" más de cerca que nunca...
besos!!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Locations of visitors to this page