martes, 19 de diciembre de 2006

CUÁNTO GANÉ, CUÁNTO PERDÍ (III)















Tu fantasma

Me he pasado parte de mi vida rodeado de fantasmas. Recuerdo antes de cumplir los veinte cómo la presencia de ese ser amado platónicamente me perseguía y yo era todo anhelos irrealizables y fantasías impensables. Me venía a la mente una y otra vez su cuerpo liso y moreno, saliendo de la piscina, o su aire de bohemio tocando la guitarra. Imágenes fáciles por las que me dejaba seducir y hasta secuestrar. Era una posesión adolescente, hija de la frustración y la convicción inconsciente de que era una absoluta utopía lo que hoy ya es realidad.
Pero el amor real llegó por fin (para bien o para mal, todo llega) y cuando menos lo esperaba reaparecieron los fantasmas, pero ahora en otra vertiente. Situar al lector en los acontecimientos que han hecho posible la llegada del fantasma no es fácil. Sería todo una suma de apreciaciones subjetivas y dolorosos recuerdos. Hoy lo siento como una amistad vivida como sólida y ahora experimentada como fuegos artificiales extinguidos, pero en su final, cayeron sobre mí las cenizas ardientes y me quemaron. La herida, cuando, más cerrada parece, vuelve a doler. El frío que acompaña la desnudez reaparece, y uno se maldice por haber compartido su intimidad, sueños y esperanzas con el ser que acabó traicionándote (aunque probablemente lo mismo piense el otro ser, así de complicada es la vida). Y como en la canción de Silvio Rodríguez (aquella que en un concierto le pidieron y él se negó a cantar, alegando que sólo lo hizo una vez, lo suficiente para que el tema cumpliera su función de catarsis) yo pruebo a asesinar tu fantasma, pero en mi caso no lo consigo, porque mañana reaparece en otra esquina, en otro recuerdo, en otro objeto.

Etiquetas: , ,

14 comentarios:

A las martes, diciembre 19, 2006 1:32:00 a. m. , Blogger ekiots ha dicho...

bueno.... a veces no queda otro remedio que aprender a convivir con algunos fantasmas... si se puede eliminarlos mejor... sin duda... pero hay algunos que nunca se van... a esos se les da los buenos días y sigues tus quehaceres diarios y punto....

 
A las martes, diciembre 19, 2006 1:23:00 p. m. , Blogger Mugalari ha dicho...

Voy a discrepar con mi niño... no me parece nada mal aprender a convivr con los fantasmas, y no me parece sano eliminarlos. Hay que conseguir pasar el luto y ser capacesd e superar las historias pasadas, por ser pasadas, pero como una oportunidad para haber aprendido muchas cosas nuevas.

 
A las martes, diciembre 19, 2006 5:14:00 p. m. , Anonymous Enis del mar ha dicho...

¿Y quien no vive con sus propios fantasmas? Lo único malo es que acaben por llevarnos al otro lado. Habrá que ser inteligente para saber convivir con ellos.
Solo hay algo peor. Que te toque de compañero de curro alguno que sí que es un fantasma...

Aprovecho para agradecerte que me enlazaras, pero te voy a dar trabajo. Sorry.
Y es que por problemas técnicos he tenido que abrir un nuevo blog. Esta es la dirección:
http://blogs.ya.com/elarmarioabierto2/
Si te pasas tendrás un regalito.
Un abrazo, petardo.

 
A las martes, diciembre 19, 2006 8:02:00 p. m. , Blogger Antinoo Libre ha dicho...

Ekiots, Mugalari, creo que ambos tenéis razón, aprender a darle los buenos días a mi fantasma, hasta que un día deje de visitarme tan a menudo y decida abandonarme... porque mi vida estará llena de muchas otras cosas más hermosas o más tristes, quién sabe... Probablemente así es como elaboramos las pérdidas...
Enis... así es, seamos inteligentes para vivir con nuestras pérdidas, nuestros fantasmas, nuestros deseos insatifechos... y disfrutemos hoy lo que la vida nos regale! Y ahora me voy a disfrutar de la música en directo...

 
A las martes, diciembre 19, 2006 10:55:00 p. m. , Blogger 2046 ha dicho...

¿Por que intentar derribar a nuestros fantasmas si a veces son los únicos capaces de hacernos crecer? los que nos mantienen despiertos, alertas, los que cuando la herida todavía está abierta nos hacen doler y a la vez los que nos enseñan el camino cuando los vemos con distancia? ... Pobre del que no reconozca a sus fantasmas, del que pase indiferente por su lado, del que huya de su vera.... ¡es que no se conoce!, es que en su aparente fortaleza va con su talón de aquiles que puede fallarle al mínimo impacto... Yo prefiero encontrar a mis fantasmas de vez en cuando y en alguna esquina, coquetear con ellos, mirarlos a la cara.... cuando dejo de notar su merodeo me siento inmóvil, entumecida, y encuentro que me estoy alejando de mi vía ....

 
A las miércoles, diciembre 20, 2006 1:30:00 a. m. , Blogger Antinoo Libre ha dicho...

Mmmmm tus palabras y sobre todo la forma en que las unes una tras otra me resulta familiar, 2046... me pregunto si nos hemos conocido en otra vida...
Me gusta tu propuesta de coquetear con los fantasmas en vez de intentar asesinarlos... tantas veces que sabe uno cuál es la salida y cuántas acaba uno intentando escapar por el otro extremo...
Me alegro de sentirte ahí cerca...

 
A las jueves, diciembre 21, 2006 1:42:00 p. m. , Blogger NaT ha dicho...

Yo creo que perdí algún fantasma en la fiesta del otro día, claro que también me encontré con alguno que otro, pero... a esos no les hice mucho caso.
Muackssssss

 
A las viernes, diciembre 22, 2006 2:47:00 a. m. , Anonymous Shi_quillo ha dicho...

¡Hola! Muchas gracias por pasarte por mi blog y por tus amables palabras. Hay fantasmas de muchos tipos, y precisamente aprender de mis fantasmas del pasado es lo que me hizo aprender y tomar nota para el futuro. Precisamente disgustos pasados me hicieron decidirme a afrontar la comida de empresa de esta manera, aunque sean otros fantasmas diferentes a los tuyos.

No es bueno negar lo ocurrido y encerrarlo en la memoria porque a la larga hace más daño,sólo nos queda aprender de ello. De nada sirve lamentarse por el pasado, pero siempre lo podemos utilizar para experiencias futuras, y es q más sabe el diablo por viejo que por diablo.

Besos!

 
A las viernes, diciembre 22, 2006 1:27:00 p. m. , Blogger Pipistrellina ha dicho...

Yo creo que lo mejor es aprender a vivir con los fantasmas. Si se intentan borrar puede hacer más daño. Llegará un momento en que dejen de aparecer, y si lo hacen, no te afectarán nada...

Un besazo grande guapo!!

 
A las lunes, diciembre 25, 2006 8:29:00 p. m. , Blogger NaT ha dicho...

Hola corazón!!!! al final ha pasado la navidad y no pudimos despedirnos del todo a ver si antes de que acabe el año nos vemos.
Un beso muy grande y
¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!!
espero que hayas difrutado este fin de semana

 
A las domingo, diciembre 31, 2006 12:59:00 a. m. , Blogger Antinoo Libre ha dicho...

Pues sí, creo que todos estamos de acuerdo, me alegro de ello y agradezco los comentarios de Shiquillo, Nat, y Pipistrellina... veo que somos muchos intentando convivir con fantasmas de muy diversa índole...
Besos para todos
Nat, espero verte muy pronto, que ya estoy de vuelta!!!

 
A las domingo, diciembre 31, 2006 8:09:00 p. m. , Blogger NaT ha dicho...

Espero que siiiii, que nos vemos prontoooooo

Un beso grande, pasado buena noche, yo andaré de cena por el centro, en casa de cris.

Y ¡¡¡¡¡FELIZ 2007!!!! que sé que va a ser un año estupendo XD

 
A las martes, enero 02, 2007 11:43:00 a. m. , Blogger Pipistrellina ha dicho...

Feliz 2007 guapo!!!!!!! Un besazo grande

 
A las jueves, enero 04, 2007 3:12:00 p. m. , Blogger Pipistrellina ha dicho...

Tienes una cosilla en mi blog. Pero sólo si te apetece hacerlo :)

Besitos guapo!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Locations of visitors to this page