miércoles, 22 de noviembre de 2006

Amor sin sexo (bis)

Tras leer el post de S. Roncagliolo "Amor sin sexo" publicado en
http://blogs.elboomeran.com/roncagliolo/2006/11/amor_sin_sexo.html
esto es lo que pensé...
Es verdad que cada día tengo que jugar a quitarme de encima el ropaje de amor de cuento que me ha inculcado ésta mi cultura, y dejar en blanco la página para que lo que se escriba se escriba sin deformidades y sin plantillas. Esa escritura libre del capítulo de la historia de amor que articula mi vida me sorprende, me frustra, me hace babear o me conmueve. A veces me hace despertar de los nervios porque una voz me dice a gritos que me olvidé dejar dentro anoche el tendedero y seguro que la ropa está toda mojada. Otras veces me hace poner cara de corderito cuando me besa donde sabe que no sabré resistirme. En otra ocasión me derrite su ternura, y no necesariamente porque esta ternura vaya dirigida a mí. En la página de mañana es posible que encuentre un nuevo recoveco que me desconcierte o me haga sentir básicamente feliz. Esta historia en blanco de cuyas expectativas en forma de titulares idealizados trato de liberarme cada mañana me lleva a sentir a veces que todo lo que viví antes no fue más que una preparación para el día de hoy. Otras veces dudo de mí mismo, de mi competencia para vivir la vida de forma razonable, cuando me siento impotente e incapaz de descifrarme, de descifrarte, de descifrarnos. Es verdad que más allá de las pulsiones de la etapa que precede a la madurez (aunque a veces esa etapa se extienda y parezca no tener fin), más allá, está el amor. Entonces el amor es el instinto (y por tanto en absoluto es raciocinio), y no sabemos, no sé todavía, qué es lo que hay más allá. Cada día que pasa me siento más ignorante, aunque algo sí creo estar aprendiendo: a comenzar cada día una página en blanco, sin esperar que nada ocurra como debiera, como esperamos, como me gustaría que ocurriera, o como se supone que debería ocurrir.

Etiquetas: ,

5 comentarios:

A las miércoles, noviembre 22, 2006 7:17:00 p. m. , Blogger NaT ha dicho...

No sé si puedo escribir... ¿puedo? bueno, auqnue no me dejes aqui estoy, jijijiji...

Hay otras opciones:
El amor con sexo
El sexo con amor
El sexo sin amor

Pero no se cual es el más complicado de todos

Besitos!!!!

 
A las lunes, noviembre 27, 2006 2:17:00 a. m. , Blogger Antinoo Libre ha dicho...

Por supuesto que puedes escribir!!!!
Bienvenida, primera visitante!!! ;)
Claro que hay otras opciones...
amor con sexo: interesante y equilibrado
sexo con amor: yo siempre pongo un poquito de amor en el sexo, aunque dure sólo unos minutos, siempre me enamoro un poco aunque sea fugazmente...
sexo sin amor: es una opción, como esos días en que te tomas el café sin azúcar... why not...
Todos tienen su lado sencillo y su lado complicado...

 
A las viernes, diciembre 01, 2006 11:18:00 p. m. , Blogger Pedro ha dicho...

Me muero de curiosidad!
Paco? Vulcano con otro blog y camuflado?

Yo digo que amor y sexo tienen tantas convinaciones que nombrarlas sería un no acabar. Porque hay mil formas de sexo y mil formas de amor, imaginate hacer convinaciones entre ellas. Pero eso lo sabrás tú mejor que yo... ;)

Besos, chulo.

 
A las lunes, diciembre 17, 2007 8:19:00 p. m. , Anonymous Anónimo ha dicho...

me siento un boludo total al leer tu blog....espero que no me pase nunca mas ...

 
A las lunes, diciembre 17, 2007 9:01:00 p. m. , Blogger Antinoo Libre ha dicho...

No sé cómo interpretar eso qeu me dices... no sé si es bueno o malo...
dame más detalles ;)

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Locations of visitors to this page