lunes, 4 de diciembre de 2006

Caminos


Ficción, la nueva película de Cesc Gay nos regala una visión des-idealizada de las relaciones de pareja. Acuerdo absoluto con Roncagliolo: las relaciones se construyen desde el primer segundo de interacción, y los flechazos raramente ocurren. El edificio que levantamos es un camino por trazar, uno más de los caminos que elegimos.
Da vértigo pensar que cada paso que damos hacia adelante supone dejar atrás miles de posibilidades que al no escogerlas ya no viviremos. Da vértigo saber que necesariamente tus posibilidades de elección se van reduciendo cada día, cada mes, cada año que vives. El tránsito de la adolescencia a la madurez, en el que aún me sitúo (y esto no es ironía), te coloca en esa vía en la que sabes que hay trenes que ya no podrás coger. Con la satisfacción y la alegría, eso sí, de saber que a estas alturas puedes ya valorar que algunos de los caminos cuya elección supuso a la vez la renuncia a otros, te han hecho más humano y más feliz de lo que eras antes y de lo que soñaste ser algún día.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Locations of visitors to this page