sábado, 12 de enero de 2008

El secreto del éxito



Me encontré en el metro con un grupo de porteños que tocaban música inspirada en tangos y otras melodías de allá con un toque joven y vitalista que contradecía el propio concepto de tango. No en vano ninguno de los tres superaría los veinte años. Es verdad que su atractivo físico y la forma enérgica y cálida en que abrazaban el bandoneón o la guitarra o golpeaban el bongo me invitaron a mirarlos y a degustar su entusiasmo que inundó el vagón en día de lluvia. Animaron a todos a hacer frente a la tarde hostil lanzando la propuesta, para cuando llegáramos a casa, de meternos en la cama y visionar cualquier trilogía cinematográfica al uso, y se metieron en el bolsillo a locales y visitantes sembrando sonrisas en las caras de día gris de los viajeros. Pero no era la calidad de la música, no era sólo su juvenil belleza, lo que me trastornó o travistió el ánimo. Fue la cara que le echaron a la vida para vendernos su nada y hacernos ricos a todos en siete minutos. Fue su aparente confianza y su fuerza lo que nos secó los cabellos y nos calentó las mejillas, lo que me hizo imaginar un futuro mejor, lo que me descubrió el secreto del éxito.

Foto: Raúl Oscar Gallego

2 comentarios:

A las domingo, enero 13, 2008 4:55:00 p. m. , Blogger MANUEL DELGADO ha dicho...

Yo me metería ahora en la cama con mi novio y me tragaría entera la trilogía de Kieslowski Tres coleres:Azul, Blanco y Rojo...
Pero no tenemos tele en el dormitorio. Pero realmente me apetecería mucho hacerlo.
Bonito momento el que nos has contado. Espero que sea el detonante de otros muchos. Mucha felicidad.
besinos

 
A las lunes, enero 14, 2008 5:13:00 p. m. , Blogger Argax ha dicho...

¡Ay si tuviéramos un botón para poder traer al aquí y ahora momentos como los que describes!

Para mí el mensaje es claro, es posible andar con una sonrisa bien puesta sin la necesidad de poseer nada más que la capacidad de sonreír.

Gracias por el ánimo.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Locations of visitors to this page