jueves, 8 de noviembre de 2007

Sol de otoño



Un minuto de sol de otoño sentado en un banco alivia la insatisfacción que acompaña lo cotidiano. A este corazón inconformista no le basta con nada. O demasiado calor o demasiado frío. Hay un ser vivo ahí dentro que pide más y más. Nunca los besos son suficientes, nunca los orgasmos, nunca las sonrisas. Estamos hechos de barreras y de límites, pero también de deseos y de pulsiones. En el camino hacia ninguna parte nos detienen las preguntas, las dudas, las frustraciones, lo incierto.

13 comentarios:

A las jueves, noviembre 08, 2007 7:40:00 a. m. , Blogger Mart-ini ha dicho...

Nunca hay suficiente...

 
A las jueves, noviembre 08, 2007 8:02:00 p. m. , Blogger NaT ha dicho...

Y lo peor de todo es que nos paramos en ese mismo momento, en vez de correr y dejar a trás las insatisfacciones, las dudas y las preguntas; ahí es cuendo nos sentimos más atrapados, cuando el calor se extingue y nos volvemos fríos.

 
A las jueves, noviembre 08, 2007 10:26:00 p. m. , Blogger MANUEL DELGADO ha dicho...

No te voy a citar a ningún literato de prestigio, a ningún filósofo,... tampoco una canción. No es la primera vez que me viene esta frase a la memoria contigo. Y, aunque quizás no sea el momento de mayor relación, no importa.
"Los muros no mantienen a los demás fuera, sino a nosotros dentro" anoté en mi libreta viendo un capítulo de Anatomía de Grey.
Piénsalo!
besinos cariñosos

 
A las viernes, noviembre 09, 2007 3:40:00 p. m. , Anonymous alejandro ha dicho...

me encanta, es uno de los mayores placeres que existen y que muchos no aprecian, hay que joderse, y sabes por que, por que es gratis, tu que lo sabes disfrutalo, sobre todo por la mañana, jo y por la tarde, con la cervecita ;)

 
A las sábado, noviembre 10, 2007 12:01:00 a. m. , Blogger Sísifo ha dicho...

Conozco esa calle que se ve en la foto. ¿las has fotografiado tú? Me gusta.
Si alguna vez has conseguido entrar en la iglesia (¿San Fructuoso?) que se ve a la izquierda, dime cómo lo has hecho. Yo lo he intentado mil veces sin éxito.

 
A las sábado, noviembre 10, 2007 9:35:00 p. m. , Blogger Antinoo Libre ha dicho...

Mart-ini,
Nunca hay suficiente pero ¿por qué?besos...

Nat,
Ahí está el peligro, cuando trasladamos ese enfriamiento a los demás que no lo merecen... besos guapa!

Manuel,
Las barreras están dentro de uno, soy consciente... En este caso lo que siento me está alertando de algo que todavía no sé bien qué es... besos!

Alejandro,
El solecito en sí es agradable, pero la insatisfacción desconcierta...
besotes!

Sisifo,
La foto es mía, la hice sólo un rato después de la del post "Taxonomías", en mi última visita a Santiago... y no, no entré en esa iglesia, aunque me encantaría...
saludos!

 
A las domingo, noviembre 11, 2007 12:51:00 a. m. , Blogger MANUEL DELGADO ha dicho...

Me intrigas cariñosamente...

 
A las domingo, noviembre 11, 2007 2:08:00 p. m. , Anonymous Leo ha dicho...

...y de pronto ves que estás perdiendo el tiempo y, a la vez, que no sabes mirar lo bello en lo cotidiano, en ese preciso instante en que la vida te vapulea y la incertidumbre se instala volando sobre tu cabeza... con fecha concreta.

 
A las domingo, noviembre 11, 2007 8:24:00 p. m. , Blogger David ha dicho...

Las preguntas, las dudas, las frustraciones y lo incierto es lo que a mí me hace caminar ;)

Por cierto, me pasó una cosa rara el sábado, supongo que lo notarías...

 
A las domingo, noviembre 11, 2007 10:29:00 p. m. , Blogger Carlitos Sublime ha dicho...

Es nuestro tributo a la condición humana, ¿no?

Besos

 
A las domingo, noviembre 11, 2007 10:57:00 p. m. , Blogger Antinoo Libre ha dicho...

Manuel,
Se agradece el cariño en la mirada ;)

Leo,
Veo que me entiendes tú también...

David,
Sí, a mí también me hace caminar a la vez que me desconcierta.
Sí!!! Lo noté ;) ... y si es lo mismo que yo noté, lo viví como un momento divertido y tierno... o lo tierno fue tu reacción?

Carlitos,
Sin duda, es la vida...
besos a todos!

 
A las lunes, noviembre 12, 2007 1:20:00 a. m. , Blogger Mugalari ha dicho...

Por lo menos este sol de otoño todavía nos permite disfrutar de sobremesas agradables, sin que pegue demasiado el solete... Pasa lo mismo con el incorformismo. Muchas veces nos permite disfrutar de la sensación de que es precisamente ese inconformismo el que nos ha transformado para mejor, el que nos ha hecho avanzar... y en ese momento disfrutamos del placer de ser incoformistas...

 
A las miércoles, noviembre 14, 2007 1:17:00 a. m. , Blogger Antinoo Libre ha dicho...

Mugalari,
En eso tienes razón, el inconformismo es la vida, es el motor, la esperanza y una garantía de futuro...
besos!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Locations of visitors to this page