lunes, 24 de septiembre de 2007

Londres

Visitar Londres en soledad ha sido una experiencia positiva que me permitido conjugar lo lúdico y lo profesional. Mi lado inhibido se resistía a interactuar con los no-castellano parlantes. Mi lado aventurero se arrojaba a la calle ávido de pintas de cerveza y de mezcla intercultural. Al final, como casi siempre que uno viaja, en especial si hay momentos para estar con uno mismo, estos días han sido un espacio para encontrarme en particular y para el encuentro en general. Perezoso en la interacción con los colegas, y más decidido cuando el sol se ponía, la ciudad me ha mostrado un lado desconocido para mí hasta ahora de sus habitantes.


Por supuesto he podido disfrutar de momentos de serenidad y maravillosa soledad en Hyde Park, que para mí es un espacio recurrente cuando estoy en este lugar, ese pulmón sensorial que permite integrar todo lo demás que uno va viviendo.



Luego está ese Londres futurista que me ha fascinado...

...y ese Londres que aspira a ser vanguardista sin dejar de ser Londres y que me ha sorprendido.

Y por supuesto ese Londres casi irreal, de tan perfecto, decorado de película que me recuerda a las atmósferas de David Lynch, como si algo no cuadrara, como digo, porque no es posible que una simple calle sea tan armónica, tan perfecta, tan pura.

Pero como decía, lo que más me ha gustado es encontrar seres humanos que, como no podía ser de otra manera, vibran como nosotros, se divierten casi como nosotros, y ríen casi como nosotros. Y sobre todo, dejar de sentirme anónimo por unas horas, saber que es posible encontrar seres que en medio de la multitud dejan aflorar su humanidad, regalan sonrisas, comparten calidez, dejan entrever su corazón.

Etiquetas:

10 comentarios:

A las martes, septiembre 25, 2007 4:02:00 a. m. , Blogger Senses & Nonsenses ha dicho...

si ese banco y ese estanque están en Hyde Park, digamos, bastante próximos a Kensington Gardens, entonces, también he estado sentado allí.
londres es fascinante. como no conozco New York, para mí londres es la metrópolis. londres me mata. fui squatter en londres. londres es la absoluta libertad, y la más completa soledad.
o no es lo mismo?

qué envidia me das! molaría conocer el nuevo londres.

un abrazo.

 
A las martes, septiembre 25, 2007 2:45:00 p. m. , Blogger Mart-ini ha dicho...

y tan fríos como parecen!!

 
A las martes, septiembre 25, 2007 10:48:00 p. m. , Blogger David ha dicho...

Estás hecho un artista con esas fotos¡¡ ¿Te imaginas la calle Fuencarral con edificios de esos futuristas en el par de solares que hay?

 
A las miércoles, septiembre 26, 2007 12:04:00 a. m. , Blogger ekiots ha dicho...

tu viaje me ha traído viejos recuerdos... me alegro que lohayas disfrutado...
Yo llevo sin ir desde el 2000. Y flipé.... como bien dice sense me mata... de Hyde Park recuerdo cuanto me impactó la estatua de Peter Pan y "La isla de los niños perdidos"
Me gustaría volver... y de hecho hay plan de ir en breve... y saborear la noche londinense... que la vez anterior no la disfruté...
ya nos contarás más cosas en persona...
besos.

 
A las miércoles, septiembre 26, 2007 10:29:00 a. m. , Blogger NaT ha dicho...

Yo sólo tengo un recuerdo de Londres... un autobús de esos de dos pisos que a mi me parecían enormes (no tenía ni 5 años) atropellando a un gato en Picadilly. La cabeza apalstada se quedó en el asfalto y el resto del cuerpo moviéndose en la acera.
Espero ir algún día y trarme recuerdos más bonitos.
Un beso y ¡¡¡¡¡FELIZ AÑO!!!
espero que compartamos más, muuuuchos más.

 
A las miércoles, septiembre 26, 2007 7:39:00 p. m. , Blogger Azul_oscuro ha dicho...

Londres. Ciudad increíble. Hace ya algun tiempo que fuí, pero tengo buenos recuerdos, fue una experiencia divertidísima.
Ahora quiero volver. En compañía y para redescubrirla. Me muero de ganas.
Ay Londres! que ciudad tan perfecta par escaparte unos diitas a 'destriparla'
Besos apo!

pd. se que bajais en breve. Me temo que no podré veros teniendo en cuenta nuestros 'eventos sociales varios'del finde. Pero si teneis un hueco el Viernes a media tarde no dudeis. Un cafe y un paseo, o lo que gusteis.
muaaaaaa

 
A las miércoles, septiembre 26, 2007 8:31:00 p. m. , Blogger Antinoo Libre ha dicho...

Senses,
Banco y estanque están en Hyde Park donde tú dices,así que me gusta pensar que al estar ahí de alguna forma me encontré contigo!
Pero vaya vida tan interesante para ser tan joven... sí, soledad y libertad pueden ser sinónimos... recuerdas Azul de Kieslowski?

Mart-ini,
Pues al parecer no son tan fríos...

David,
Me alegro de que te gusten mis fotos. No me imagino Fuencarral, pero sí la Castellana...

Ekiots,
Qué bien, ahora serás tú el que ría el último... Claro, os contaré casi todo en persona...

Nat,
Pero qué recuerdos tan gore!!!
Ya sabemos de dónde te viene la afición!
Claro que sí, compartiremos muchos más!!!

Azul,
Qué pena no coincidir!
El viernes tarde asistimos a una boda... :(

Besos a todos!

 
A las domingo, septiembre 30, 2007 3:31:00 p. m. , Blogger MANUEL DELGADO ha dicho...

No hay nada como un viaje en soledad... o no hay nada como un viaje en buena compañía, claro. Pero esos viajes que uno hace para uno, son como las películas que se ven en solitario, sin más influencia que la oscuridad y la pantalla, también son diferentes, y cuando son buenas, son las mejores.
He vuelto, ya he descansado, aunque no lo suficiente.
besinos

 
A las viernes, octubre 19, 2007 4:41:00 a. m. , Blogger sstraniera ha dicho...

Londres es todo... abundante y reservada a la vez, alguien una vez dijo "un año en londres son como 10 años en cualquier otra parte"

se experimenta la vida a cada minuto.

saludos!

 
A las sábado, octubre 20, 2007 12:45:00 a. m. , Blogger Antinoo Libre ha dicho...

Manuel,
Estoy de acuerdo, lo que haces solo es lo que más te enseña, y a veces la soledad te garantiza la máxima intensidad...

Straniera,
También estoy de acuerdo... he descubierto una ciudad viva e intensa!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Locations of visitors to this page