martes, 17 de julio de 2007

Barcelona



Como dice mi amiga M., las fotos de estos cuatro días compartidos en Barcelona nos traen a la mente tanto lo vivido como lo que nos hubiera gustado vivir que no vivimos. Sin duda me quedo con la realidad vivida más que con el deseo no realizado. Tengo claro que para bien o para mal las cosas nunca suceden como uno imagina, y en este caso yo creo que ha sido para bien. Compaginar metas profesionales y personales, aún siendo uno de los alicientes que yo todavía sigo albergando, no siempre es fácil. Poder hacer compatibles las relaciones humanas y las metas profesionales suele ser problemático, porque siempre hay alguien que se encarga a conciencia de despertar en ti los más viles sentimientos escondidos y de anular cualquier resquicio de humanidad correspondida. Aún así, no sé por qué, yo siempre suelo dejar espacio a la sonrisa. En esta ocasión, el correspondiente intento de boicot nos quedó muy lejos y lo que más nos llenó fue la fluidez con que cada uno y cada una de los cuatro que hemos compartido apartamento en El Raval hemos sabido encontrarnos y convivir.



Además yo he aprendido que las cerillas pueden servir para algo más que para encender el calentador, que los chicos que no se lo trabajan no merecen que seamos condescendientes con ellos, que las chicas malas son las que más me gustan, que la rumba catalana sigue siendo allí una institución, que de la mezcla de culturas siempre nace algo hermoso, y que Barcelona es un crisol que está sabiendo armonizar mejor que ninguna otra ciudad del Estado su riqueza y su complejidad social. He descubierto que existen más Barcelonas de las que conocía e imaginaba. Y con mis chicas malas las he disfrutado tanto... El verano ha comenzado para mí cuando nos escapamos del Congreso y conquistamos la playa, y nos dejamos conquistar por los Adonis que la poblaban. A partir de ahí, más allá del Deseo que nos hace humanos/as y nos recuerda que estamos vivos, fuimos descubriendo la vida en los abuelos que hacen picnic en la playa, en los músicos callejeros, en los niños cicloturistas y en los que aman a los animales, en las prostitutas que nos ofrecían sus servicios, en las tiendas de diseño, en las rebajas, en la Plaza del Rey, en la Rambla del Raval... No fue nada difícil formar parte de ese crisol, dejarnos penetrar por su exotismo urbanita y disfrutar cada minuto sabiendo que sería irrepetible y que la compañía estaba siendo inmejorable...

Etiquetas: ,

10 comentarios:

A las martes, julio 17, 2007 11:32:00 a. m. , Anonymous Anónimo ha dicho...

Para que no digas que soy una voyeur y que me escapo entre las sombras sin comentar nada ....
¡Claro que me quedo con lo vivido! con el instante irrepetible, con lo inimaginable de la tiendecilla con las hueveras de plástico, con la camiseta de mi bandera y con el momento "grito por el bicho de la cocina" ¡y yo que te hacía amante de la naturaleza y los animales!
Me quedo con el cruce de miradas ante la belleza, la complicidad de los gestos por la calle, las risas ...
Compaginar, clave de tantas cuestiones, la vida profesional/personal; los amigos/con los socios; la vida del congresista con el pendoneo... el deseo y la cordura, la locura y la experiencia.
Me he sentido embriagada por la ciudad, la mezcla de la que hablas me ha llenado profundamente, he tenido la experiencia maravillosa, y pocas veces vivida, de sentirte de verdad conectado, cerca, parte de, en un sitio que nunca, formalmente, ha sido el tuyo ... pero BNA es así, un poco todos, una cosita de cada...
¡Y que decir de los vecinos del Raval!vecinos de cuarto, de lavabo y de sofá, como pez en el agua y otra muestra inexorable de que de la mezcla, la diferencia, las particularidades sólo puede nacer algo verdadero, algo hermoso...
Irrepetible, aunque deseando repetir.
besos!
BET

 
A las martes, julio 17, 2007 12:20:00 p. m. , Blogger Carlitos Sublime ha dicho...

Uy! Qué gracia. Yo, precisamente, estoy ahora en Barcelona.

Un beso desde aquí para los dos.

Carlitos

 
A las martes, julio 17, 2007 10:46:00 p. m. , Blogger Mugalari ha dicho...

Definitivamente, me encantan las fotos atípicas que sacas.
Ayyys que envidia queridos Antinoo y Carlitos, Barcelona!!! Nosotros vamos en septiembre, y espero disfrutarla como lo he hecho siempre.

 
A las miércoles, julio 18, 2007 1:38:00 p. m. , Blogger QuijoteExiliado ha dicho...

Q recuerdos me traes de BARCELONA!Con lo q me gusta escaparme allí!

Y desde luego, como dice Mugalari, las fotos son la caña!!

 
A las jueves, julio 19, 2007 2:23:00 a. m. , Blogger Antinoo Libre ha dicho...

Bet,
Yo también me quedo con todo eso, con lo vivido...
Compaginar, es una de las claves para vivir bien, yo todavía estoy aprendiendo, cuesta tanto saltar de una faceta a otra de la vida sin quedarse pillado por la anterior... y esto nos limita tanto vivir el presente... Pero en BCN sí lo logramos...

Carlitos,
ya te lo he dicho pero no me importa decirlo una vez más... disfruta mucho de estos días!

Mugalari,
Quijote,
Me alegra que os gusten... Esperad a que vuelva de Sicilia... me da que allí recogeré muchas imágenes peculiares...
No te preocupes, Mugalari, tú reirás el último ;) (en septiembre, cuando todos estemos con la depre post-vacacional...)

Besos y abrazos para todos y todas! Nos leemos pronto, cuando vuelva (ya lo he dicho) de Sicilia y saque tiempo de nuevo para desgranar recuerdos y emociones vividas. FELICES VACACIONES! HASTA PRONTO!

 
A las jueves, julio 19, 2007 11:08:00 a. m. , Blogger NaT ha dicho...

Un besazo y muchas sonrisas.
Disfruta mucho de lo que la isla te va a ofrecer y que sabrás observar con esa mirada tan peculiar y risueña que tienes.
De todo se aprende algo, incluso de las piedras del camino, de los cuerpos, de las instantáneas atípicas, del calor, del frío, de las personas y de las que lo son y no lo parecen.
Espero impaciente esa crónica que habréis de hacernos.
Muchos besos!!!!

 
A las viernes, julio 20, 2007 2:01:00 a. m. , Blogger Senses & Nonsenses ha dicho...

qué bien explicas el crisol que es barna, a mí tb me ha parecido la metrópolis por excelencia de este país. siempre ha sido una ciudad abierta a europa y al mar, incluos en épocas que este país miraba hacia otros sitios.

por otro desearte un feliz viaje a sicilia, ...y que nos lo cuentes (casi) todo a la vuelta.

ciao
un bacio.

 
A las martes, julio 24, 2007 10:28:00 a. m. , Anonymous betulo ha dicho...

Realmente es un barrio para vivirlo, muy segmentado, con mil caras como expresión viva de la técnica gaudiniana del trencadís. Con lo cerrados que se nos acusa a los catalanes parece increible esa integración sin confusión que se da. Cabría pensar si esa situación de estabilidad se mantendría con un cambio de las condiciones económicas de que gozamos en la actualidad.

 
A las martes, julio 24, 2007 2:00:00 p. m. , Blogger Mart-ini ha dicho...

habrá que descubrirla....

 
A las jueves, septiembre 06, 2012 6:02:00 a. m. , Anonymous Lola ha dicho...

QUe tal es Barcelona como para vivir actualemnte?
Porque estoy viendo lugares para mudarme en cuanto termine el alquiler del apartamento en Palermo en donde vivo actualmente.... ando con ganas de cambiar de aire
Les agradeceré su opinion
saludos!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Locations of visitors to this page